Lío en la clase de ciencias cuento infantil ilustrado

El lío que hicimos género

El primer poemario de Beckmann, «Sangre de náyade», describe a una joven que se descubre a sí misma en el deporte del remo. Aunque creció cerca del mar, vuelve a enamorarse de los barcos y del agua de una forma totalmente nueva; la tripulación no sólo le proporciona una vía de crecimiento personal, sino que también altera su visión de la vida. Inspirándose en los mitos griegos y en otras ideas culturales sobre la mujer, «Sangre de náyade» reconoce las normas sociales y los problemas a los que se enfrentan las mujeres, y también los desafía directamente.

De Courtivron nació después de la Segunda Guerra Mundial en París, en una familia de valores conservadores. Cuando su familia se trasladó a Estados Unidos, descubrió otra cultura: sus códigos de vestimenta, su idioma y, sobre todo, sus movimientos de protesta. En estas memorias, escritas en francés, de Courtivron evoca las luchas feministas en las que participó en los años 60 y 70 en Estados Unidos y el impacto que tuvieron en su vida.

«Viajes por la Ciudadela Radiante» es una antología de 13 aventuras independientes ambientadas en tierras maravillosas para el juego de rol «Calabozos y Dragones». El capítulo de Harrell, «The Nightsea’s Succor», se inspira en las diversas continuidades históricas, innovaciones y futuros afines que comparten los pueblos, las raíces y los ancestros afroamericanos.

El lío que hicimos actividades

Este es un libro TAN divertido que lo leerás varias veces y te reirás cada vez. Grover lo intenta todo para que no pases la página, por culpa del monstruo que hay al final del libro. ¿Te estás poniendo nervioso? Te sorprenderás cuando conozcas al «monstruo». (No os preocupéis, padres, no hay nada que dé miedo al final: era Grover todo el tiempo).

Ayuda a esta niña a buscar a su monstruo en la feria. A su monstruo le encanta el parque de atracciones, el tobogán y los coches de choque. Las ilustraciones son en blanco y negro, excepto por la forma geométrica que aparece en cada página: octógono, rectángulo, decágono, etc. Se trata de un delicioso libro de buscar y encontrar.

A este gran monstruo púrpura de ojos amarillos y dientes verdes le gusta hacer el baile de los monstruos. Y tú también puedes hacerlo. Los niños felices y su amigo monstruo bailan y se contonean juntos. Este libro ilustrado te invita a unirte al baile juguetón con un monstruo que no da tanto miedo. Las vibrantes ilustraciones de Clanton, con fondos de brillante textura, captan la diversión de esta canción de Laurie Berkner. Escucha la canción aquí.

Mejor libro ilustrado

Hemos invitado al equipo de Time Out, al personal de las mejores librerías infantiles de Londres y a muchos autores e ilustradores contemporáneos a que nombren sus diez mejores libros infantiles. Agradecemos especialmente a los escritores y artistas creadores de libros brillantes que se tomaron el tiempo de nominar sus favoritos: Charlie Higson, Sophie Kinsella, Terry Deary, Cressida Cowell y Chris Riddell.

Nuestra lista se basa más en la pasión que en la ciencia y vale la pena señalar que hay algunos escritores que son tan prolíficos que sus votos se dividieron entre su repertorio. Jacqueline Wilson, Michael Morpurgo y David Walliams son grandes escritores que no entraron en nuestra lista de 100 finalistas.  Sin embargo, estamos muy contentos con nuestra lista de los mejores libros infantiles y esperamos que sirva de inspiración para las propias aventuras de su familia en la literatura infantil.

Una madre embarazada prepara a su hijo para la llegada de un hermano, destacando todas las cosas buenas que le esperan (es decir, no las rabietas ni el reparto). Los libros ilustrados son una forma práctica de explicar el embarazo al resto de la familia. El libro «There’s a House Inside My Mummy», de Giles Andreae, también es brillante.

Libros infantiles en inglés

Al comenzar el año con un proyecto divertido pero desafiante en grupos pequeños, los profesores pueden crear comunidades sólidas de estudiantes, destacar cómo cada individuo encaja en esa comunidad y establecer normas para el trabajo en grupo y los debates en el aula.

1. 1. Concurso de cuentos. Este es un gran proyecto para empezar el año porque da a los estudiantes la oportunidad de compartir algo único sobre ellos mismos. También implica hablar en público, algo que a la mayoría de nosotros nos aterra, pero que también es una forma poderosa de crear una cultura de apoyo y estímulo. La clave para que este proyecto sea un éxito es una planificación cuidadosa seguida de práctica, práctica y práctica.

Puedes empezar contando tu propia historia, utilizando el tono de voz, las pausas dramáticas y otras habilidades oratorias, o mostrando fragmentos de otros jóvenes narradores. A continuación, puede ofrecer a los alumnos la oportunidad de probar diferentes ideas de historias mediante anotaciones en el diario o este juego de tres en raya para contar historias, que sirve también para romper el hielo.

Los alumnos no sólo se sentirán más cómodos con la narración de cuentos, sino que también podrán charlar de tú a tú con varios de sus nuevos compañeros. A continuación, los alumnos practicarán en grupos de cuatro, luego de ocho y, finalmente, frente a toda la clase. A lo largo de la práctica, los alumnos deberán reducir sus notas a unas pocas líneas en una ficha con el objetivo de acabar contando su historia de memoria.