Libro la nueva lucha de clases

Definición de élite directiva

En todo Occidente, los sistemas de partidos se han hecho añicos y los gobiernos se han sumido en el caos. El asediado establishment afirma que estas insurgencias populistas pretenden derrocar la democracia liberal. La verdad no es menos alarmante, pero es más compleja: las democracias occidentales están siendo desgarradas por una nueva guerra de clases.

En este análisis controvertido e innovador, Michael Lind, uno de los pensadores más destacados de Estados Unidos, desmiente la idea de que las insurgencias son principalmente el resultado del fanatismo y revela los verdaderos frentes de batalla. El autor explica cómo la ruptura de los compromisos de clase ha dejado a grandes poblaciones de las democracias occidentales políticamente a la deriva. Vivimos en un mundo globalizado que beneficia a las élites de los «centros neurálgicos» con altos ingresos, al tiempo que suprime los intereses económicos y sociales de los habitantes de los «centros neurálgicos» con salarios más bajos.

Un marco audaz para entender el mundo, La nueva guerra de clases sostiene que sólo un nuevo acuerdo de clases puede evitar un ciclo interminable de enfrentamientos entre oligarcas y populistas, y salvar la democracia.

La lucha de clases es un núcleo fundamental del capitalismo

Michael Lind es autor de más de una docena de libros de no ficción, ficción y poesía, entre ellos The New Class War, The Next American Nation y Land of Promise. Es columnista de Tablet y ha sido editor o… Más sobre Michael Lind

Michael Lind es autor de más de una docena de libros de no ficción, ficción y poesía, entre ellos The New Class War, The Next American Nation y Land of Promise. Es columnista de Tablet y ha sido editor o… Más sobre Michael Lind

Michael Lind es autor de más de una docena de libros de no ficción, ficción y poesía, entre ellos The New Class War, The Next American Nation y Land of Promise. Es columnista de Tablet y ha sido editor o… Más sobre Michael Lind

Organización de la lucha de clases en momentos de crisis

La Nueva Guerra de Clases es un soplo de aire fresco. Muchos en la izquierda han sido incapaces de asumir la derrota de Hillary Clinton. El resultado ha sido el clima sofocante de un neo-McCarthyismo, en el que la única explicación para el éxito de Trump era una alianza impía de ‘títeres de Putin’ y ‘supremacistas blancos’ impenitentes. Para Lind, el caso es mucho más sencillo … Lind se queja con razón a lo largo de todo el libro de que las viejas organizaciones del siglo XX basadas en la afiliación masiva se han derrumbado. Sin embargo, se muestra tímido sobre quién y cómo podría reconstituirlas. En el mejor de los casos, Lind aboga por una vuelta al viejo sistema en el que los jefes de partido y los capitanes de distrito servían a sus electores locales a través del clientelismo, pero una vez más esto deja al organismo con entidades como los republicanos y los demócratas que tienen en conjunto cero miembros.

En The New Class War (La nueva guerra de clases), inspirado en parte por el ya clásico de James Burnham The Managerial Revolution (La revolución empresarial), el Sr. Lind aborda el actual malestar que recorre el mundo -él lo llama «populismo nativo de la clase trabajadora»- ya sea aquí, en Inglaterra, Francia o Alemania, en cada caso con «temas» de preocupación inmediatamente identificables -inmigración, soberanía, precios del combustible-. Pero estas cuestiones son síntomas, escribe, y la verdadera cuestión es el poder.

Lucha de clases, sindicatos y Partido Demócrata

Tanto en Europa como en Norteamérica, los movimientos populistas han hecho añicos los sistemas de partidos existentes y han sumido a los gobiernos en el caos. El asediado establishment afirma que estas insurgencias populistas pretenden derrocar la democracia liberal. La verdad no es menos alarmante, pero es más compleja: las democracias occidentales están siendo desgarradas por una nueva guerra de clases.

Es bastante difícil explicar la dinámica de clases en Estados Unidos, donde la gente tiende a identificarse políticamente en función de cuestiones culturales y ambos partidos están más o menos controlados por una pequeña clase empresarial. El mejor mecanismo para hacerlo es observar los patrones de voto de los individuos con estudios universitarios frente a los que no los tienen, como hace Lind en este estudio sobre la guerra de clases en Estados Unidos. Como argumenta Lind, la sobreclase blanca con estudios universitarios está inmersa en una guerra económica, política y cultural con la clase obrera.

Este libro me cabreó, desafió mi forma de pensar, me provocó una ira justificada, me hizo cambiar de opinión, endureció mis opiniones anteriores y me hizo reír. En ningún momento me hizo sentir esperanzado. Si un libro hace todo eso es que vale la pena. Su evaluación de los retos es acertada, sus soluciones son insondablemente ridículas, pero pueden ayudarnos a encontrar mejores soluciones.Michael Lind dice que el trabajador ha sido jodido económica, política y culturalmente por la élite empresarial neoliberal durante 4 años.