La lucha de clases existe y la estamos ganando

No War But Class War (LYRIC VIDEO) [Death Metal]

El conflicto de clases, también denominado lucha de clases y guerra de clases, es la tensión política y el antagonismo económico que existe en la sociedad debido a la competencia socioeconómica entre las clases sociales o entre ricos y pobres.

El conflicto entre clases sociales puede ser directo, como en una disputa entre los trabajadores y la patronal, por ejemplo el cierre patronal de sus empleados en un esfuerzo por debilitar el poder de negociación del sindicato correspondiente; o indirecto, como la ralentización de la producción por parte de los trabajadores en protesta por las prácticas laborales injustas percibidas, los bajos salarios o las malas condiciones del lugar de trabajo.

En las filosofías política y económica de Karl Marx y Mijail Bakunin, la lucha de clases es un principio central y un medio práctico para efectuar cambios sociopolíticos radicales para la mayoría social[1].

En ciencias políticas, los socialistas y marxistas utilizan el término conflicto de clases para definir una clase social por su relación con los medios de producción, como las fábricas, la tierra agrícola y la maquinaria industrial. El control social del trabajo y de la producción de bienes y servicios, es una contienda política entre las clases sociales.

Michael Lind: La nueva guerra de clases

Los sindicatos rompen las divisiones políticas, reuniendo a trabajadores de todas las tendencias políticas para luchar contra un enemigo común oligárquico y corporativo. Una vez que los trabajadores comienzan a ejercer el poder y a extraer demandas de la clase dominante, la lucha educa a las comunidades sobre las configuraciones reales del poder y mitiga los sentimientos de impotencia que han llevado a muchos a los brazos de los neofascistas. – Chris Hedges

El conflicto de clase es tanto la fricción que acompaña a las relaciones sociales entre miembros o grupos de diferentes clases sociales como las tensiones o antagonismos subyacentes que existen en la sociedad debido a los intereses contrapuestos que surgen de las diferentes posiciones sociales.

Guerra de clases

Profesor del Departamento de Sociología del Desarrollo de la Universidad de Cornell (Ithaca). Entre sus publicaciones recientes se encuentran The Class Strikes Back: Self-Organised Workers’ Struggles in the Twenty-First Century (Brill/Haymarket, 2018) con Michael G. Kraft, y An Alternative Labour History: Worker Control and Workplace Democracy (editado, Zed Books, 2015). Junto con Oliver Ressler está produciendo Occupy, Resist, Produce, una serie de documentales sobre fábricas recuperadas bajo control obrero en Europa.  Más información: www.azzellini.net

La lucha de clases, es decir, la lucha entre el trabajo y el capital, no es en absoluto un concepto que pertenezca al pasado. En un mundo de creciente desigualdad, es una realidad más pertinente que nunca. Un estudio reciente ha revelado que, desde 2008, la riqueza del 1% más rico ha crecido a una media del 6% anual, mientras que la riqueza del 99% restante de la población mundial sólo ha crecido un 3%. En 2030, el 1% más rico del mundo controlará casi dos tercios de la riqueza mundial.

Sindicalismo de lucha de clases

Según el marxismo, hay dos clases principales de personas: La burguesía controla el capital y los medios de producción, y el proletariado aporta el trabajo. Karl Marx y Friedrich Engels afirman que durante la mayor parte de la historia ha habido una lucha entre esas dos clases. Esta lucha se conoce como lucha de clases. Después de El Manifiesto Comunista y Das Kapital, este concepto se hizo muy conocido.

La lucha de clases se produce cuando la burguesía (los ricos) paga al proletariado (los trabajadores) para que haga cosas que ellos venden. Los obreros no pueden opinar sobre su salario ni sobre las cosas que fabrican, ya que no pueden vivir sin trabajo ni dinero.

Karl Marx vio que los trabajadores tenían que trabajar sin poder opinar sobre el negocio. Creía que, puesto que los trabajadores hacen las cosas, debían decir dónde van y por cuánto, en lugar de los ricos propietarios. Tenían que trabajar duro para ganarse la vida, mientras que los ricos se enriquecían con un simple trabajo de oficina.

Como tenían que ganar dinero para comprar comida, y el trabajo era lo único que daba dinero, no tenían más remedio que trabajar para los ricos que hacían el negocio. Los ricos se hacían más ricos mientras el trabajador transportaba y levantaba y hacía todas esas duras cosas manuales que a nadie le gusta hacer.