Cuantas clases de papas hay

¿Cuántos tipos de patatas hay en Perú?

Cada una de estas variedades encaja en una de las siete categorías de tipos de patata: russet, roja, blanca, amarilla, azul/morada, fingerling y petite. A continuación, conozca las características y recomendaciones de cocción de cada tipo de patata.

En el pasillo de los congelados de cualquier supermercado encontrará muchas opciones de patatas congeladas, desde trozos, tiras, patatas fritas y patatas fritas en rodajas, dados, patatas cortadas y patatas fritas para gofres. Estos productos se congelan rápidamente al instante para conservar el sabor y los nutrientes de las patatas frescas y mantener una vida útil más larga. La cocción de las patatas congeladas es una gran opción que ahorra tiempo para el desayuno, el almuerzo, la cena o la merienda.

Contrariamente a la creencia popular, las patatas deshidratadas/instantáneas que se encuentran en las cajas del pasillo central del supermercado son patatas REALES. En realidad, las patatas enteras se someten a un proceso avanzado para crear productos de patata deshidratada/instantánea de primera calidad. Gracias a las cuidadosas técnicas de procesamiento utilizadas, los productos de patata deshidratada/instantánea conservan la mayor parte de sus nutrientes. Las patatas deshidratadas/instantáneas aportan cantidades significativas de potasio y algunas vitaminas del grupo B, así como cantidades menores de otras vitaminas y minerales, incluido el hierro.

Patatas de cera

Baratas y fáciles de conseguir, las patatas son uno de los alimentos más apreciados en Estados Unidos, donde el estadounidense medio come aproximadamente 111 libras de este tubérculo cada año (vía Idaho Potato). Su popularidad se extiende más allá de nuestras fronteras, siendo el quinto cultivo más importante del mundo gracias, en parte, al intercambio colombino (vía Smithsonian Magazine). Originaria de la cordillera de los Andes en Perú, la patata fue traída a Europa por los españoles. Su importación se atribuye a la solución de los problemas de hambruna en el norte del continente. Dado el papel que desempeñó la patata en la lucha contra el hambre, no es de extrañar que esta hortaliza de raíz se convirtiera en una parte tan importante de la cultura en lugares como Irlanda. Se han convertido en un sinónimo de la Isla Esmeralda, hasta el punto de que mucha gente asume erróneamente que son originarias de allí.

Aunque quizá sólo conozca las variedades estándar del supermercado, según Potatoes USA, hay más de 200 tipos diferentes de patatas que se cultivan en todo el mundo. Con tantas opciones, puede ser difícil saber cuál elegir a la hora de cocinar una de las innumerables recetas que emplean este tubérculo. Esta guía le mostrará algunos de los tipos de patatas más comunes y las formas de utilizarlas.

Nombres de patatas inglesas

¿Alguna vez ha estado en el supermercado preguntándose qué patata elegir? Con tantas variedades disponibles, es difícil saber cuál será la más adecuada para su plato, así que aquí tiene una guía de los diferentes tipos de patatas y para qué son más adecuadas, para que no vuelva a quedarse atascado.

Las patatas con almidón tienen un alto contenido en almidón, poca humedad y una textura harinosa con una pulpa blanca y cremosa. Las patatas con almidón sueltan un líquido lechoso y amiláceo si se pinchan o se cortan. También suelen ser largas y tener una piel más gruesa.

Las patatas con almidón son esponjosas y absorbentes, por lo que son ideales para hornear y freír, así que utilícelas para hacer patatas crujientes, patatas fritas calientes, cuñas, pasteles de puré de patatas o hash browns. También se pueden hacer purés, pero son susceptibles de volverse pesados si se les da demasiado trabajo.

Debido a su alto contenido en almidón, las patatas con almidón no se mantienen muy bien unidas cuando se cocinan, así que evite utilizarlas en platos que requieran hervir, asar o cortar en rodajas, como guisos, pasteles de patata, gratinados o ensaladas de patata.

Pueden hornearse, hacerse puré o freírse como una patata con almidón, pero no producirán la misma textura esponjosa. Se pueden utilizar patatas para todo, pero si tiene en mente un plato específico que se presta a una patata con almidón o cerosa, opte por esos tipos.

Tipo de patata

Para simplificar las cosas, las patatas se clasifican en varias categorías según su textura de cocción. Para ayudarle a elegir la patata adecuada para las recetas, vamos a enumerar los distintos tipos de patatas, las variedades más comunes y las mejores formas de prepararlas.

Hay más de 4.000 variedades de patatas en el mundo y las hay de diferentes formas, tamaños y colores. Se calcula que en Estados Unidos se venden 200 variedades diferentes de patatas, cada una de las cuales tiene cualidades culinarias específicas.

A efectos culinarios, las variedades comerciales de patatas se distinguen por su cerosidad y se dividen en tres categorías. Los tres tipos de patatas que puede encontrar en su mercado local de agricultores son las patatas con almidón, las cerosas y las de uso general.

El modo de cocción de una patata dependerá del tipo de almidón que contenga, amilopectina o amilosa, y del contenido de agua. Estar familiarizado con los diferentes tipos de patatas puede hacer que la elección de la variedad adecuada para su próxima comida sea menos confusa.

Las patatas con almidón, también conocidas como harinosas, tienen un alto contenido de almidón y poca humedad. Ideales para hornear, hervir, hacer puré y freír, las patatas con almidón adquieren una textura esponjosa cuando se cocinan y se vuelven pegajosas si se cocinan demasiado.