Cuantas clases de drogas existen y cuales son

Cuantas clases de drogas existen y cuales son del momento

Exención de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se ofrece únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Categorías de medicamentos

Una de las armas más poderosas en la lucha contra el abuso de drogas y la adicción es el conocimiento. Cuanto más entendamos la adicción y cómo las diferentes drogas pueden conducir a ella, más oportunidades tendremos de luchar contra ella. Existen cuatro tipos de drogas, clasificadas por el efecto que proporcionan cuando se consumen.

El término «droga» engloba una cantidad increíble de sustancias, incluyendo medicamentos como el ibuprofeno, que no son objeto de abuso. Las drogas adictivas de las que se suele abusar tienden a alterar la forma en que nuestra mente maneja las sensaciones y los estímulos. Esto requiere cambios en nuestro sistema nervioso central, cuya gravedad viene determinada por la composición química de la droga en cuestión.

Muchas drogas consideradas adictivas o que crean hábito se prescriben a diario de forma segura a los pacientes. Para muchos de nosotros, este es el alcance del consumo de drogas, ya que termina con la prescripción. Desgraciadamente, un gran número de pacientes acaban convirtiéndose en adictos a los medicamentos recetados, incluso si se toman según las indicaciones.

Es probable que haya escuchado el término «Epidemia de Opioides» en las noticias o en Internet. Los opioides son el conjunto de fármacos derivados de la planta de adormidera, fuente del opio. Normalmente se recetan para tratar el dolor moderado o intenso, tanto para la recuperación como para el dolor crónico. Los opioides bloquean el dolor sellando los receptores que desencadenan la sensación.

Cuantas clases de drogas existen y cuales son online

Los distintos tipos de anfetaminas -y otros fármacos relacionados, como el metilfenidato (por ejemplo, Ritalin)- son fármacos estimulantes. Los estimulantes aceleran el sistema nervioso central. Actúan como la adrenalina, una hormona que es uno de los estimulantes naturales del cuerpo. Otras drogas con efectos similares son la cocaína, el éxtasis, la cafeína y muchas otras.

Las anfetaminas se introdujeron por primera vez en la década de 1930 como remedio para la congestión nasal, y se comercializaron sin receta médica como un inhalador llamado Benzedrina. Estos fármacos también se utilizaron médicamente para tratar la obesidad y la depresión. Hubo diferentes tipos de anfetaminas desde la década de 1930 hasta la de 1970. Sin embargo, con el tiempo se descubrió que el valor médico de las anfetaminas se ve compensado por sus peligrosos efectos y su elevado potencial de abuso (la posibilidad de que una droga sea objeto de abuso, cause adicción o sea perjudicial por otros motivos).

Las anfetaminas puras son polvos cristalinos blancos, inodoros y de sabor amargo. Las anfetaminas preparadas ilícitamente varían en pureza. Pueden ser blanquecinas con rastros de gris o rosa y pueden ser un polvo grueso, o en cristales o trozos. Pueden oler a «pescado» o a amoníaco. La metanfetamina se parece a las astillas de vidrio raspado o a la sal de roca transparente.

Ver más

Comprimidos de aspirina sin recubrimiento, compuestos en un 90% por ácido acetilsalicílico, junto con una pequeña cantidad de rellenos y aglutinantes inertes. La aspirina es un fármaco utilizado a menudo para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación.

Un fármaco es cualquier sustancia química que provoca un cambio en la fisiología o la psicología de un organismo cuando se consume[1][2] Los fármacos suelen distinguirse de los alimentos y las sustancias que proporcionan apoyo nutricional. El consumo de drogas puede ser por inhalación, inyección, fumada, ingesta, absorción a través de un parche en la piel, supositorio o disolución bajo la lengua.

En farmacología, un fármaco es una sustancia química, normalmente de estructura conocida, que, cuando se administra a un organismo vivo, produce un efecto biológico[3] Una droga farmacéutica, también llamada medicamento o medicina, es una sustancia química que se utiliza para tratar, curar, prevenir o diagnosticar una enfermedad o para promover el bienestar[1] Tradicionalmente, los fármacos se obtenían mediante la extracción de plantas medicinales, pero más recientemente también mediante síntesis orgánica[4] Los fármacos pueden utilizarse durante una duración limitada o de forma regular para trastornos crónicos[5].