Cuantas clases de contabilidad existen

3 tipos de normas contables

La contabilidad, también conocida como contabilidad, es la medición, el procesamiento y la comunicación de información financiera y no financiera sobre entidades económicas como empresas y corporaciones[1][2] La contabilidad, que se ha denominado el «lenguaje de los negocios»,[3] mide los resultados de las actividades económicas de una organización y transmite esta información a una variedad de partes interesadas, incluidos los inversores, los acreedores, la dirección y los reguladores[4] Los profesionales de la contabilidad se conocen como contables. Los términos «contabilidad» e «información financiera» se utilizan a menudo como sinónimos.

La contabilidad puede dividirse en varios campos, como la contabilidad financiera, la contabilidad de gestión, la contabilidad fiscal y la contabilidad de costes[5][6] La contabilidad financiera se centra en la presentación de la información financiera de una organización, incluida la preparación de los estados financieros, a los usuarios externos de la información, como los inversores, los reguladores y los proveedores[7]; y la contabilidad de gestión se centra en la medición, el análisis y la presentación de información para uso interno de la dirección[1][7]. [El registro de las transacciones financieras, para que los resúmenes de los estados financieros puedan presentarse en los informes financieros, se conoce como contabilidad, de la cual la contabilidad por partida doble es el sistema más común[8] Los sistemas de información contable están diseñados para apoyar las funciones contables y las actividades relacionadas.

¿Cuál es el sistema contable básico?

Cuando piensa en un contable, ¿a quién se imagina? Mucha gente puede imaginarse a un profesional de los negocios algo agotado que trabaja incansablemente para presentar las declaraciones de impuestos de sus clientes. Para el ciudadano medio, los contables y los impuestos suelen ir de la mano.

Si eso le suena a usted, quizá le sorprenda saber que existen varios tipos de contables y que los asuntos relacionados con los impuestos suelen ser sólo una parte de sus responsabilidades laborales. Si quiere saber más sobre las funciones contables que van más allá de la fiscalidad, está en el lugar adecuado. Hemos recopilado una lista de funciones relacionadas con la contabilidad que quizá aún no conozcas.

Los contables públicos certificados (CPA) son contables de alto nivel reconocidos como expertos en los registros contables, los impuestos y la situación financiera de una organización. Aunque parte de su trabajo tiene que ver con los impuestos, su implicación tiende a ser más profunda que el mero hecho de trabajar con los impuestos.

El papel de un CPA es el de un asesor de confianza, que ayuda a sus clientes a planificar y alcanzar sus objetivos financieros, al tiempo que les asiste en otros asuntos fiscales. Esto podría incluir auditorías y revisiones, contabilidad forense, consultoría y/o servicios de litigio.

5 tipos de contabilidad

Existen múltiples tipos de carreras de contabilidad dentro de la industria financiera, y cada una de ellas desempeña una gama diferente de funciones. Las ramas de la contabilidad varían en función del entorno de trabajo, la gama de responsabilidades y actividades diarias, los tipos de ascenso disponibles y otros factores. Este artículo desglosa los distintos tipos de contabilidad y sus carreras en cuatro grandes categorías. Aunque diferentes fuentes profesionales de contabilidad pueden dividir las carreras de contabilidad en diferentes categorías, los cuatro tipos que se enumeran aquí reflejan las funciones de contabilidad comúnmente disponibles en toda la profesión. Estas cuatro ramas incluyen la contabilidad corporativa, pública, gubernamental y forense. La mayoría de las veces se requiere un título universitario para cualquier carrera de contabilidad, mientras que a menudo se prefiere el trabajo previo de maestría, especialmente en el campo de la contabilidad. A continuación, exploraremos los matices de cada área común de la contabilidad.

Visión general: Según un resumen publicado por AccountingTools.com, la contabilidad corporativa implica el uso, manejo y archivo de los datos financieros de una empresa, a menudo con el propósito de presentar informes externos y cumplir con los impuestos. Para cumplir con su función, los contables de las empresas deben estar bien informados de ciertas metodologías contables ampliamente difundidas para mantener registros precisos y para que sus presentaciones financieras y fiscales cumplan con las reglas, reglamentos y normas apropiadas. Algunos de estos tipos comunes de principios, normas y procedimientos contables son los Principios Contables Generalmente Aceptados (PCGA), las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y el Código de Impuestos Internos (IRC).

Tipos de sistemas contables

Existen dos tipos de sistemas contables: El primero es un Sistema de Partida Única, en el que una pequeña empresa registra cada transacción como una partida en un libro mayor. El otro es un sistema de doble entrada, en el que cada transacción se registra como débito y crédito en cuentas separadas.

El sistema de contabilidad de partida única suele ser utilizado por las empresas muy pequeñas por su sencillez. Tal vez la empresa no realiza muchas transacciones en un día determinado, o es una empresa unipersonal y el propietario no necesita o no tiene tiempo para llevar una contabilidad exhaustiva. Un sistema de entrada única es cómodo, sencillo (no se necesita formación formal) y permite ahorrar costes, ya que no requiere un software complejo. El propietario de una pequeña empresa podría llevar un sistema de contabilidad de entrada única en un programa de Excel, si así lo desea.

Un sistema de entrada única tiene sus inconvenientes. Debido a la naturaleza incompleta de los datos introducidos, es imposible elaborar informes financieros adecuados. Por lo tanto, es difícil para el empresario hacer un análisis financiero y planificar los recursos para el futuro. Es mucho más probable que los errores pasen desapercibidos y es menos probable que se detecten los robos (porque no hay un inventario de activos). Las autoridades fiscales no reconocen un sistema de contabilidad de partida única para la elaboración de informes de ningún tipo.