Consejos para mejorar la eficacia del aprendizaje a distancia

A menudo, en el proceso de educación en casa, nos sentimos cómodos porque entendemos y asimilamos lo que leemos con bastante facilidad. Sin embargo, después de unas horas de estudio, nos damos cuenta de que recordamos muy poco de lo que leemos.

El cerebro humano tiene una capacidad infinita para absorber ideas, pero nuestras capacidades se limitan a reproducir los conceptos que se necesitan en este momento. Así, si no podemos gestionar adecuadamente nuestra memoria, tendremos que dedicar más tiempo a consolidar la nueva. Aquí le daremos algunos consejos para mejorar su aprendizaje a distancia:

2. Estudie no más de 3 horas al día

Al tratar de optimizar el proceso de aprendizaje (comprender y retener información al mismo tiempo), es necesario tener en cuenta la siguiente tendencia: después de dos horas de entrenamiento intensivo, el volumen de memoria disminuye al 50%, después de tres horas, en un 30%, y así sucesivamente. Por lo tanto, para un entrenamiento efectivo, las clases no deben durar más de dos o tres horas al día.

3. Utilice descansos estratégicos

Si necesita estudiar más de tres horas al día en un gran día, use descansos estratégicos para darle a su cerebro la oportunidad de descansar y mantenerse activo. Si esto no se hace, nuestra atención comenzará a disiparse por sí sola en un par de horas, los pensamientos comenzarán a parecer completamente ajenos al tema que se está estudiando y cada vez será más difícil concentrarse. Este es un mecanismo de defensa que nuestro cerebro usa para descansar.

Consejo: Descansando solo 10 minutos después de 30-40 minutos de entrenamiento, daremos la oportunidad de descansar y recuperar el poder de la memoria de trabajo. Tenga en cuenta que descansar en este caso no significa comerse un bocadillo o llamar a un amigo. El descanso necesario durante el entrenamiento consiste en ejercicios de relajación (respiración, meditación, tomar una siesta de unos minutos, etc.).

4. Haga de la repetición un hábito permanente

Un factor al que los estudiantes y profesionales prestan muy poca atención es el rendimiento de la memoria a largo plazo. La repetición es muy importante en el proceso de aprendizaje, porque olvidamos el 80% de lo que hemos aprendido después de 24 horas.

Consejo: si hacemos una revisión estratégica de 10 minutos de lo que hemos aprendido después de los dos primeros días de entrenamiento, luego repetimos lo mismo una semana después, un mes después y seis meses después, recordaremos lo que aprendimos durante mucho tiempo. Al hacerlo, solo necesitamos 10 minutos un año después para actualizar completamente nuestros conocimientos.

5. Una nutrición adecuada ayuda a mejorar la memoria

Una de las primeras funciones cerebrales que se destruye es la memoria. Se observan procesos similares después de 30 años. El funcionamiento adecuado de la memoria a largo plazo es esencial tanto en la vida diaria como en el aprendizaje. Con la destrucción de la función de memorización, una persona se convierte en un autómata, incapaz de aprender nada nuevo, repitiendo constantemente hábitos previamente inculcados, que se vuelven cada vez más distantes con el tiempo.

La cantidad de neurotransmisores, sustancias químicas que permiten el intercambio de información entre neuronas, determina qué tan precisa se almacena la información en la memoria. Con la falta de mediadores, el almacenamiento de información se distorsiona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.