Comercio al por menor de toda clase de articulos

Tipos de comercio minorista pdf

El comercio al por menor se define en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) como la reventa (venta sin transformación) de bienes nuevos y usados al público en general, para su consumo o utilización personal o doméstica.

Los minoristas son empresas comerciales que se dedican a ofrecer bienes y servicios directamente a los consumidores. En la mayoría de los casos -pero no en todos-, los comercios minoristas se dedican principalmente a la venta de mercancías. Normalmente, estas empresas venden unidades individuales o pequeñas agrupaciones de productos a un gran número de clientes.

Nuestro CRM cuenta con más de 105.000 compradores minoristas, es decir, compradores actuales en esos puestos. Gestionar más de 100 marcas al año significa que estamos en constante comunicación con los compradores. Eso significa que para usted, nuestros gestores de cuentas dedicados, nuestra base de datos y nuestro CRM de venta al por menor personalizado le ayudarán a encontrar minoristas y canales que no han estado en su radar. Puede pensar en nosotros como una extensión de su equipo.

Los cuatro tipos típicos de negocios de comercio al por menor

El comercio al por menor se define en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) como la reventa (venta sin transformación) de bienes nuevos y usados al público en general, para su consumo o utilización personal o doméstica. El comercio al por menor incluye los siguientes grupos de la CIIU Rev. 3 en la división 52 (excepto la reparación de bienes personales y domésticos) – comercio al por menor no especializado en establecimientos; – comercio al por menor de alimentos, bebidas y tabaco en establecimientos especializados; – otro comercio al por menor de bienes nuevos en establecimientos especializados; – comercio al por menor de bienes de segunda mano en establecimientos; – comercio al por menor no en establecimientos.

Tipos de comerciantes minoristas

Esta división incluye la reventa (venta sin transformación) de bienes nuevos y usados principalmente al público en general para su consumo o utilización personal o doméstica, por parte de tiendas, grandes almacenes, puestos, empresas de venta por correo, vendedores a domicilio, vendedores ambulantes, cooperativas de consumo, etc.

El comercio al por menor se clasifica en primer lugar por tipo de punto de venta (comercio al por menor en establecimientos: grupos 471 a 477; comercio al por menor no en establecimientos: grupos 478 y 479). El comercio al por menor en establecimientos incluye la venta al por menor de bienes usados (clase 4779). Para el comercio al por menor en establecimientos, existe otra distinción entre el comercio al por menor especializado (grupos 472 a 477) y el comercio al por menor no especializado (grupo 471). Los grupos anteriores se subdividen a su vez en función de la gama de productos vendidos. La venta que no se realiza a través de tiendas se subdivide según las formas de comercio, como la venta al por menor a través de puestos y mercados (grupo 478) y otras ventas al por menor no realizadas en tiendas, por ejemplo, venta por correo, a domicilio, mediante máquinas expendedoras, etc. (grupo 479).

Los bienes vendidos en esta división se limitan a los bienes habitualmente denominados bienes de consumo o bienes de venta al por menor. Por lo tanto, se excluyen los bienes que no suelen entrar en el comercio al por menor, como los granos de cereales, los minerales, la maquinaria industrial, etc. Esta división también incluye las unidades dedicadas principalmente a la venta al público en general, a partir de mercancías expuestas, de productos como ordenadores personales, artículos de papelería, pintura o madera, aunque estos productos no sean de uso personal o doméstico. La manipulación habitual en el comercio no afecta al carácter básico de la mercancía y puede incluir, por ejemplo, la clasificación, la separación, la mezcla y el embalaje.

Tipos de minoristas en la industria minorista

Esta división también incluye las unidades dedicadas principalmente a la venta al público, a partir de mercancías expuestas, de productos como ordenadores personales, artículos de papelería, pintura o madera, aunque estos productos no sean de uso personal o doméstico. La manipulación habitual en el comercio no afecta al carácter básico de la mercancía y puede incluir, por ejemplo, la clasificación, la separación, la mezcla y el embalaje.Esta división también incluye la venta al por menor por parte de comisionistas y las actividades de las casas de subastas al por menor.