Clasificacion de las clases sociales en la actualidad

Características de la clase social

El economista Robert Solow observó que «no hay escasez de conversaciones sobre la clase media», y eso fue hace 10 años. La preocupación por el destino de la clase media es ahora casi universal. Pero no hay nada que se acerque a una definición universal. Existe una gama caleidoscópica de definiciones de la clase media, desde un conjunto totalmente subjetivo de aspiraciones hasta una medida muy específica de los ingresos de los hogares, y todo lo demás.

Los desacuerdos sobre quiénes se consideran de clase media no son meras objeciones académicas. Es difícil describir la condición y los retos de la clase media sin tener claro quiénes componen el grupo en cuestión. Las preguntas cruciales a las que debemos responder son: ¿por qué analizamos la clase media y sus cambiantes fortunas, cuáles son los principales retos a los que se enfrenta y cómo puede mejorarse la calidad de vida de la clase media? Todo esto requiere una idea razonablemente clara de quiénes son los que estamos hablando.

Esto no significa adoptar servilmente un único y estrecho criterio, que debe utilizarse en todo momento. A fin de cuentas, cualquier definición de la clase media será más o menos arbitraria. Pero sí significa identificar a la clase media con la suficiente precisión como para poder medir con exactitud el progreso, así como desarrollar y evaluar la política. Para los estudiosos, el valor de cualquier definición depende de la pregunta a la que se intente responder.

Clase media

Clase, clase económica, clase socioeconómica, clase social. ¿Cuál es la diferencia? Cada una de ellas se refiere a la forma en que las personas se clasifican en grupos -específicamente, en jerarquías- en la sociedad. De hecho, existen importantes diferencias entre ellas.

La clase económica se refiere específicamente a la posición que ocupa una persona en relación con otras en términos de ingresos y riqueza. En pocas palabras, nos clasificamos en grupos según la cantidad de dinero que tenemos. Estos grupos se entienden comúnmente como clase baja (los más pobres), media y alta (los más ricos).  Cuando alguien utiliza la palabra «clase» para referirse a la estratificación de las personas en la sociedad, suele referirse a esto.

El modelo de clase económica que utilizamos hoy en día es una derivación de la definición de clase del filósofo alemán Karl Marx (1818-1883), que fue fundamental para su teoría de cómo funciona la sociedad en un estado de conflicto de clases. En ese estado, el poder de un individuo proviene directamente de su posición de clase económica en relación con los medios de producción: uno es propietario de entidades capitalistas o trabajador de uno de los propietarios. Marx y su colega filósofo Friedrich Engels (1820-1895) presentaron esta idea en «El Manifiesto del Partido Comunista», y Marx la expuso con mucha mayor extensión en el volumen uno de su obra llamada «El Capital».

Clases sociales Reino Unido

El término «clase social» es de uso común en la cultura estadounidense actual, pero no está bien definido ni se entiende bien. La mayoría de nosotros tiene la sensación de que existe una jerarquía en la sociedad, de baja a alta, basada en los ingresos, la riqueza, el poder, la cultura, el comportamiento, la herencia y el prestigio. La palabra «clase» añadida a términos como «trabajador», «gobernante», «inferior» y «superior» es una forma abreviada de describir estos escalones jerárquicos, pero con concepciones generalmente vagas de lo que significan esos términos.

El enfoque de la clase social objetiva implica una determinación directa de la clase social de una persona basada en variables socioeconómicas, principalmente los ingresos, la riqueza, la educación y la ocupación. Un segundo enfoque de la clase social, el que nos ocupa aquí, se ocupa de la forma en que las personas se clasifican a sí mismas. Se trata de la clase social subjetiva, un enfoque que tiene sus dificultades pero que ayuda a explicar la clase desde la perspectiva de la gente. Esto es importante, ya que la forma en que las personas definen una situación tiene consecuencias reales en su resultado.

Como cabría esperar, los ingresos son un poderoso factor determinante de la clase social en la que se sitúan las personas, al igual que, en menor medida, la educación. La edad marca la diferencia, incluso controlando los ingresos y la educación, al igual que la región, la raza, el hecho de que una persona trabaje y su residencia urbana, suburbana o rural.

Ver 1+ más

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Clase social» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (abril de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Una clase social es una agrupación de personas en un conjunto de categorías sociales jerarquizadas,[1] siendo las más comunes las clases alta, media y baja. La pertenencia a una clase social puede depender, por ejemplo, de la educación, la riqueza, la ocupación, los ingresos y la pertenencia a una determinada subcultura o red social[2].

La «clase» es un tema de análisis para sociólogos, politólogos, antropólogos e historiadores sociales. El término tiene una amplia gama de significados, a veces contradictorios, y no existe un amplio consenso sobre una definición de «clase». Algunos sostienen que, debido a la movilidad social, las fronteras de clase no existen. En el lenguaje común, el término «clase social» suele ser sinónimo de «clase socioeconómica», definida como «las personas que tienen el mismo estatus social, económico, cultural, político o educativo», por ejemplo, «la clase trabajadora»; «una clase profesional emergente»[3]. Sin embargo, los académicos distinguen la clase social del estatus socioeconómico, utilizando la primera para referirse a los antecedentes socioculturales relativamente estables de una persona y la segunda para referirse a la situación social y económica actual de una persona, que por consiguiente es más cambiante con el tiempo[4].