Clasificacion de clases sociales

Clase alta

La clase social se refiere a las divisiones de la sociedad basadas en el estatus económico y social. Las personas de una misma clase social suelen compartir un nivel similar de riqueza, logros educativos, tipo de trabajo e ingresos.

La clase social es uno de los conceptos más importantes dentro de la sociología de los niveles AS y A debido a la relación entre el origen de la clase social y las oportunidades en la vida (o la falta de ellas) y el debate sobre hasta qué punto el origen de la clase social determina las oportunidades en la vida de un individuo.

El concepto de clase social es ciertamente relevante hoy en día: según los últimos datos de 2022 de YouGov, el 68% de los jóvenes piensa que sus oportunidades en la vida están «ampliamente determinadas» por los antecedentes socioeconómicos de sus padres…

La formulación clásica de la clase social en Gran Bretaña consiste en considerar que el país está dividido en tres clases: la clase trabajadora, la clase media y la clase alta. La clase social, sin embargo, está abierta al cambio, y la mayoría está de acuerdo en que las dos últimas décadas han visto la aparición de una clase baja, con pocas perspectivas de empleo a tiempo completo. Estos cuatro términos son de uso común y hay que empezar por algún sitio, así que aquí tienes algunas definiciones de partida que deberías intentar superar.

Diferencias de clase social

La mayoría de los sociólogos definen la clase social como una agrupación basada en factores sociales similares como la riqueza, los ingresos, la educación y la ocupación. Estos factores influyen en el poder y el prestigio de una persona. La estratificación social refleja una distribución desigual de los recursos. En la mayoría de los casos, tener más dinero significa tener más poder o más oportunidades. Existe un sorprendente desacuerdo entre los sociólogos sobre el número de clases sociales en Estados Unidos e incluso sobre cómo medir la pertenencia a una clase social. En primer lugar, examinaremos la cuestión de la medición y, a continuación, analizaremos el número y los tipos de clases que los sociólogos han delimitado.

Podemos medir la clase social de forma objetiva o subjetiva. Si elegimos el método objetivo, clasificamos a las personas según uno o varios criterios, como su ocupación, educación y/o ingresos. El investigador es quien decide a qué clase social pertenecen las personas en función de su posición respecto a estas variables. Si elegimos el método subjetivo, preguntamos a las personas en qué clase creen que se encuentran. Por ejemplo, en la Encuesta Social General se pregunta: «Si le pidieran que utilizara uno de los cuatro nombres para su clase social, ¿a cuál diría que pertenece: a la clase baja, a la clase trabajadora, a la clase media o a la clase alta?» El gráfico 8.3 «Pertenencia subjetiva a la clase social» muestra las respuestas a esta pregunta. El problema de una medida tan subjetiva es que algunas personas dicen pertenecer a una clase social que difiere de la que los criterios objetivos podrían indicar que pertenecen. Este problema lleva a la mayoría de los sociólogos a favorecer las medidas objetivas de la clase social cuando estudian la estratificación en la sociedad estadounidense.

Sinónimo de clase social

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Clase social» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (abril de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Una clase social es una agrupación de personas en un conjunto de categorías sociales jerarquizadas,[1] siendo las más comunes las clases alta, media y baja. La pertenencia a una clase social puede depender, por ejemplo, de la educación, la riqueza, la ocupación, los ingresos y la pertenencia a una determinada subcultura o red social[2].

La «clase» es un tema de análisis para sociólogos, politólogos, antropólogos e historiadores sociales. El término tiene una amplia gama de significados, a veces contradictorios, y no existe un amplio consenso sobre una definición de «clase». Algunos sostienen que, debido a la movilidad social, las fronteras de clase no existen. En el lenguaje común, el término «clase social» suele ser sinónimo de «clase socioeconómica», definida como «las personas que tienen el mismo estatus social, económico, cultural, político o educativo», por ejemplo, «la clase trabajadora»; «una clase profesional emergente»[3]. Sin embargo, los académicos distinguen la clase social del estatus socioeconómico, utilizando la primera para referirse a los antecedentes socioculturales relativamente estables de una persona y la segunda para referirse a la situación social y económica actual de una persona, que por consiguiente es más cambiante con el tiempo[4].

Las clases sociales hoy en día

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Clase social» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (abril de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Una clase social es una agrupación de personas en un conjunto de categorías sociales jerarquizadas,[1] siendo las más comunes las clases alta, media y baja. La pertenencia a una clase social puede depender, por ejemplo, de la educación, la riqueza, la ocupación, los ingresos y la pertenencia a una determinada subcultura o red social[2].

La «clase» es un tema de análisis para sociólogos, politólogos, antropólogos e historiadores sociales. El término tiene una amplia gama de significados, a veces contradictorios, y no existe un amplio consenso sobre una definición de «clase». Algunos sostienen que, debido a la movilidad social, las fronteras de clase no existen. En el lenguaje común, el término «clase social» suele ser sinónimo de «clase socioeconómica», definida como «las personas que tienen el mismo estatus social, económico, cultural, político o educativo», por ejemplo, «la clase trabajadora»; «una clase profesional emergente»[3]. Sin embargo, los académicos distinguen la clase social del estatus socioeconómico, utilizando la primera para referirse a los antecedentes socioculturales relativamente estables de una persona y la segunda para referirse a la situación social y económica actual de una persona, que por consiguiente es más cambiante con el tiempo[4].